viernes, 12 de octubre de 2012

SALA DE LECTURA


PREMIO NOBEL 2012 DE LITERATURA PARA EL ESCRITOR CHINO MO YAN

Los padres de ese niño chino que cuidaba las vacas y las ovejas mientras los chicos de su edad estudiaban y jugaban en el colegio, temían que dijera algo inconveniente y un diluvio de desgracias acechara a esa familia de agricultores. “No hables”, le exigieron en un tono imperativo: Mo Yan (No hables).

Guan Moye nació en 1955. Infancia marcada por los vestigios del silencio, aislado en el campo, en su pueblo natal, Gaomi, en la provincia oriental de Shandong. 

Un narrador que, a través de su “realismo alucinado” , ha logrado fusionar las leyendas populares, la historia y lo contemporáneo.

 “El realismo mágico activó mis experiencias acumuladas en el pasado –reconoció el narrador chino–. En mi pueblo no había luces por la noche y, cuando abrías la ventana, podías ver las hogueras brillando en el campo en la oscuridad. Mis recuerdos de infancia están plagados de fantasmas. Mis abuelos me contaban también muchos cuentos de espíritus. Después me di cuenta de que no debía copiar el estilo de García Márquez. Lo más importante que aprendí de él fue su espíritu innovador.
Su obra: 
Las baladas del ajo.
Grandes pechos amplias caderas.
Sorgo rojo.
La república del vino.
El rábano transparente.
Lluvia en una noche de primavera.

No hay comentarios: